0 item(s)
 x 

¡Tu carro está vacío!

Quines farmàcies estan de guàrdia?

Quines farmàcies estan de guàrdia?

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Suscribirse al blog

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Regurgitaciones ¿Cómo prevenirlas?

Son muy pocos los niños que pasan la lactancia sin sacar nunca alguna que otra pequeña bocanada de leche, es decir, regurgitándola.

Las regurgitaciones del bebé son muy comunes durante los primeros meses de vida. Por lo general, ocurren después de alimentar a alrededor del 40% de los bebés sanos. El líquido liberado durante la regurgitación suele contener solo una pequeña cantidad de leche; consiste mayormente en saliva y jugo gástrico.

Aspectos a tener en cuenta

La regurgitación puede ser desagradable, pero es normal durante los primeros meses de su bebé. Raramente implica asfixia, tos o dolor.
Sin embargo, debe contactar a su médico si nota ciertos signos. Si su bebé:

  • No aumenta de peso.
  • Regurgita una gran cantidad de leche (más de 1 o 2 cucharadas).
  • Regurgita o vomita con fuerza.
  • Moja menos pañales de lo normal.
  • Parece muy cansado o inactivo.
  • Regurgita un líquido verde o marrón.

Cómo se genera el reflujo en los infantes

La regurgitación es común en los bebés sanos. Durante los primeros tres meses, aproximadamente a la mitad de los bebés les ocurre que el contenido de su estómago regresa al esófago, una condición conocida como reflujo gastroesofágico, reflujo infantil o reflujo ácido infantil.

Normalmente, un músculo ubicado entre el esófago y el estómago (esfínter esofágico inferior) es el que se encarga de mantener los contenidos estomacales en su lugar. Hasta que este músculo tenga tiempo de madurar, el bebé podría regurgitar mucho, especialmente si está relativamente lleno.

¿Cuál es la diferencia entre regurgitar y vomitar?

Para referirse a regurgitación, las madres no emplean la incómoda palabra "regurgitación", pero tampoco dicen que el niño "vomita" sino que "devuelve", optando por un sinónimo más suave que da ya una idea de la diferencia que hay entre vomitar y regurgitar.

El vómito es la expulsión activa, brusca y molesta del contenido gástrico, habitualmente en una sola tanda, casi siempre precedida de nauseas; mientras que al regurgitar se van devolviendo repetidamente y con poca fuerza pequeñas cantidades de leche, sin aviso ni incomodidad.

¿Qué puedes hacer para reducir la regurgitación?

  • Para que el bebé no regurgite o lo haga en menor cantidad, la madre debe asegurarse de que alimenta al niño cuando está tranquila, en una habitación sin ruidos y tomándose el tiempo necesario. Deben evitarse los ruidos repentinos, las luces brillantes y las interrupciones.
  • No alimente al niño cuando esté tumbado y colóquelo en una posición donde tenga la parte superior del cuerpo erecto, bien sentándolo en una silla para niños o en un cochecito. Si es alimentado con leche de fórmula, provoque el eructo a su bebé.
  • Otra opción recomendable es elevar la parte delantera de la cuna (donde el bebé apoya la parte superior del cuerpo) con plataformas y tumbar al bebé boca arriba. Esta posición coloca la cabeza por encima de su estómago y evita que se ahogue en el caso de que vomite mientras duerme.
  • Alimente al bebé antes de que tenga mucha hambre.
  • En cuanto al biberón, asegúrese de que la tetina no es ni demasiado amplia ni demasiado pequeña. El agujero de la tetina debe ser del tamaño adecuado de modo que deje caer unas pocas gotas cuando se coloca hacia abajo el biberón.
¿Qué es el vitíligo?
Gases ¿cómo prevenirlos?

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.farmaxativa.es/

Dónde estamos